Un cumple playero

Hacer un cumpleaños en la playa es divertido, sobretodo con el calor que hace. Suena más difícil de lo que verdaderamente es .Solo debes tener en cuenta más que unos pocos detalles.

Pon un punto de reunión y una hora en la ciudad. Quizás no sea necesario irse en todos los vehículos y puedan repartirse en varios y dejar otros parqueados en la ciudad. Si todavía tienes que comprar todo, un supermercado es un buen lugar.
 
Puedes llevar hielo desde la ciudad o comprarlo allá. La neverita si que no se te puede quedar. Muchos suelen olvidar llevar agua. Es muy importante porque con el sol nos deshidratamos más rápido y sentimos sed fácilmente.
 
En cuanto a la comida, ten pendiente que hay algunas que se dañan con el calor. Evita la mayonesa, por ejemplo. Que no se te olvide que, por alguna razón, entrar en la playa da hambre. La gente suele comer más de lo que comería normalmente.
 
Que no se te olvide que algunos bizcochos no son ideales para enfrentarlos al calor. Las servilletas suelen olvidarse, ¡que no se te queden!
 
Para integrar distintos grupos de amigos, puedes organizar un juego de volleyball. Si te gusta la idea, que no se te olvide la pelota.  Otras opciones podrían ser un torneo de dominó o frisbee.
 
Puedes llevar sillas de playa y sombrillas, para que el sol no ataque tan fuerte.
 
Lo más importante es que recuerdes recoger toda la basura al final del día. Desde el principio designen una funda para los desechos.
 
Aprovecha las riquezas naturales que tenemos. Cambia de lugar y diviértete en el mar porque… En el mar, ¡la vida es más sabrosa! 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecumple