Fiesta de Dinosaurios

Muchos niños pasan por una etapa en la que se hacen fanáticos de los dinosaurios. Les llama la atención esos animales gigantes, feroces y con dientes bien filosos que ven en los dibujos animados y que ya no existen pero quisieran ver de cerca. Nada mejor que una fiesta jurásica para preservarlos eternamente.

Para las invitaciones, toma papel de construcción color crema, recórtalos en forma de huevo y con líneas quebradas divídelos en dos, con una perforadora haz un hueco en la esquina izquierda de cada mitad, pasa una cinta verde y haz un lazo. Con cartulina verde recorta diversas formas de dinosaurios y pégalos por detrás en la parte inferior del huevo, así parecerá un huevo recién empollado. Puedes escribir un mensaje agregando las palabras “o-saurio Rex” al nombre del cumpleañero. Por ejemplo, si tu hijo se llama Daniel, la invitación dirá: “Daniel-o-saurio Rex te invita a su gran fiesta jurásica”.

Este motivo es ideal para celebrarse en un patio o un parque. Lo importante es crear el ambiente de jungla. Coloca plantas por todo el lugar. ¡Que sean muchas!  Si no encuentras árboles naturales, recorta diversos tipos de hojas con cartulinas de distintos tonos de verde.

Puedes utilizar trozos de tela y crear la entrada a la “cueva de los dinosaurios” donde recibirás a l@s invitad@s. Los globos deben ser de colores vivos, destacándose el verde lima, naranja, amarillo y azul.

Con globos blancos recrea huevos de dinosaurio y haz nidos gigantes. Puedes también usar foam para hacer huesos de estos gigantes animales, así mismo puedes pegar en las paredes imágenes de dinosaurio; búscalas en Internet, imprímelas en grande y córtalas.  Estas imágenes rodearán la mesa principal, la cual puedes cubrir con un mantel amarillo para que contraste con el bizcocho marrón en forma de volcán.

L@s niñ@s se divertirán si les haces creer que son paleontólogos en búsqueda de fósiles. Para ello, deben buscar huevos de dinosaurio escondidos por todo el lugar. Puedes colocar una banderita con el nombre del niño en el lugar del hallazgo y al final el niño que encuentre más huevitos se lleva un premio especial.

También puedes en cajas de cereales hacer dos huecos para que l@s niñ@s metan los pies. Divide dos equipos y a modo de carrera tendrán que llegar a la meta, el primer equipo que logre que todos hagan el recorrido, gana. 

Pueden también jugar a “pisar el huevo”: para esto amarra un globo blanco del tobillo de cada niño. La idea es que exploten el huevo de los demás sin que exploten el suyo.

Otro juego muy instructivo es el de “Identifica al dinosaurio”, recorta diferentes tipos de dinosaurios y en otras tarjetas recorta sus nombres, l@s niñ@s se dividen en grupos y los que primero apareen los nombres con las figuras correctamente, resultarán ganadores.

Tanta excavación e investigación científica despertará el hambre de los presentes, unos nachos servidos con guacamole van acorde con el tema. Puedes servirlo en una bandeja rodeada de hojas y pequeños dinosaurios de plástico, simulando así un lago fangoso. Si optas por servirlos con queso, entonces puedes decir que es lava que ha expulsado el volcán.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecumple