Fiesta de Spa para las más coquetas

A toda niña le gusta jugar con el maquillaje de mamá: sombras, polvos, pintalabios, colorete, ¡Qué ilusión hace vestirse como mami! Mucho más cuando ese maquillaje se complementa con un lindo peinado, uñas pintadas, tacones gigantes, pulseras y collares. Si tu hija es una de estas “invasoras de closet”, si es inquieta, coqueta, alegre y presumida, entonces tenemos la idea de fiesta perfecta para ella: Un spa para niñas.

Invitación
Dibuja una mano en una cartulina, pégale uñas postizas de un color impactante (el rosado fucsia quedará fenomenal) y por dentro escribe el siguiente mensaje: “Vamos a pintarnos las uñas, arreglarnos el pelo y a relajarnos. Te invito a mi fiesta”.

Decoración
Lo bueno de una fiesta de spa es que no hay que hacer una gran inversión en globos y serpentinas pero sí en mobiliario propio de un salón de belleza. Necesitarás toallas, cojines, cepillos, espejos y mesitas. No olvides poner en la entrada un letrero que diga: “Bienvenidos al spa de (nombre de tu hija)” para que tus invitados no se extravíen.


Divide el espacio por estaciones, una para hacer peinados y maquillaje, otra para que las niñas se hagan manicures y pedicures y un área de relajación con aromaterapia donde las niñas se aplicarán mascarillas hidratantes en el rostro. Recuerda que hay productos especiales para niñas que no son tóxicos, pero siempre es prudente contar con supervisión adulta, mucho mejor, si puedes contar con un profesional de la belleza que asista a las niñas en su día de spa.

Souvenirs
Prepara un kit de belleza para cada invitada con los elementos básicos: jabones, champús, cremas, esmalte, brillo de labios. De acuerdo al presupuesto puedes añadir una banda para el pelo, separador de dedos, pantuflas e incluso una bata de baño con las iniciales de tu hija bordadas. Para que el evento sea más práctico, puedes optar por regalarlo al inicio de la fiesta, así las niñas pueden divertirse usando esos mismos productos.

Actividades
Las niñas podrán hacer su propio exfoliante usando avena y miel. Las rodajas de pepinos para los ojos son imprescindibles y un poco de aceite de oliva para masajear las manos o los pies. Se divertirán pegando stickers en sus nuevos diseños de manicures o decorando a su gusto sandalias tipo calipsos para no maltratar las recién pintadas uñas de los pies.

En todo spa no pueden faltar las revistas, en este caso de ídolos pop juveniles y la música de fondo (Justin Bieber y Selena Gómez serán un éxito de baile y karaoke garantizado).

Al final, tanta hermosura hay que celebrarla con una pasarela. Las pequeñas desfilarán y recibirán premios (asegúrate que haya un premio para cada niña). Entre las categorías pueden estar: La más coqueta, la más fotogénica, el mejor peinado, las uñas más hermosas, etcétera.

Comida
Sirve alimentos fáciles de manipular para que no estropeen el trabajo del manicure. Los pinchos son una solución ideal. Puedes servir pinchitos de res o pollo, pero también pinchos de frutas (kiwi, guineo y fresas es una buena combinación) o de cubitos de queso. Para beber, nada mejor que un rico iced tea con limón.

Para el bizcocho puedes optar por la cara sonriente de una niña con el pelo y rolos hechos de fondant o cupcakes con topes bien femeninos: carteritas, collares de perlas, pintalabios o tacones.

Un día de spa aunque suene relajante puede ser muy agitado, es que esto de la belleza requiere una ardua labor, por suerte, para las pequeñas princesas será un día de magia donde divirtiéndose jugarán a ser mayores.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecumple