¡Una fiesta ecológica!

Las invitaciones puedes enviarlas a los correos electrónicos de los invitados para así no utilizar papel. Si verdaderamente prefieres que hacerlas de manera física usa papel reciclado. Sería bueno especificar que es una fiesta ecológica para que los invitados no se lleven sorpresas al llegar.

Los vasos y platos deben ser ecológicos. Eso significa que debes evitar a toda costa los plásticos y desechables. Hasta el momento lo más “verde” que hay son los platos de bambú: son hechos a partir de las hojas que se caen del árbol. Se pueden poner en la nevera y el horno. Estos platos se pueden usar por alrededor de tres meses.
 
Para decorar usa plantas y flores. Consigue tarros de colores que hagan contraste con las plantas y, según su tamaño, colócalos en mesa o directamente en el suelo. También puedes usar algodón y sillas y mesas de madera.
 
Para comer la clave es que los ingredientes de lo que sea que haya sean orgánicos. Comidas frescas que van acorde al tema ecológico son ensaladas, cócteles de frutas, algo que sea horneado… si quieres ser más elaborado puedes optar por el sushi: es más moderno y su proceso de elaboración es totalmente orgánico.
 
Si la fiesta va a ser de noche, vas a necesitar bombillas, intenta que sean de bajo consumo. Las luces LED quizás sean las mejores para ti. Necesitar cargarse alrededor de 4 horas para alumbrarte la noche completa. Lo mejor es que no necesitan estar conectadas una vez cargadas y, si se va la luz, seguirán funcionando.
 
¡Celebra y ayuda a concientizar a los demás!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecumple