La magia de Harry Potter en el cumple

Analizando la cronología de las películas de Harry Potter, resulta sorprendente ver cómo ante nuestros ojos estos desconocidos personajes que se dieron a conocer en “La piedra filosofal” han crecido y evolucionado dentro y fuera de la pantalla.

El tiempo pasa y el fin ha llegado. Este verano marca el cierre de una historia que empezó a recolectar fanáticos en todo el mundo desde que se publicaron los primeros impresos de J.K. Rowling. Ya la última película de esta saga está en nuestro país y podemos celebrar la magia de Harry junto a nuestros hijos.

• Invitación
En esta ocasión, la invitación será la carta de aceptación para un maravilloso curso de magia en Hogwarts. Con un texto que diga: Nos complace comunicarle que está cordialmente invitado a darle la bienvenida a nuestro nuevo alumno (nombre de tu hijo). Las clases se inician (fecha del cumple), a las (hora de la fiesta). Favor tomar el tren Hogwarts Express hasta (dirección del evento). Sella el sobre con cera roja y preferiblemente con un emblema que reseñe el logo del mundo mágico de Hogwarts.

• Decoración
Un gran letrero del “Andén 9 ¾” le indicará a los invitados que han llegado al lugar correcto. Dentro serán recibidos por los profesores Dumbledore y McGonagall (pídele ayuda a otros adultos a que se disfracen y colaboren;  los abuelos del niño serían ideales). Globos azules y morados con toque metálicos engalanan el ambiente. Lúcete con los centros de mesa, utiliza recipientes transparentes de diferentes tamaños y etiquétalos con nombres sorprendentes. Por ejemplo, sirop de pancake es el Suero de la verdad; ciruelas secas son escarabajos; granos de habichuelas negras serán ojos de murciélago; cebollitas de cóctel como ojos de gatos tuertos y spaguettis en agua pueden simular lombrices. Con estos elementos a mano, los conjuros estarán a la orden del día y más si los complementas con ranas, serpientes, búhos, ratas y dragones de plástico.

• Actividades
¡Cuántas actividades posibles! Lo primero es conseguir un sombrero de tela o hacerlo de papel marrón. Con un celular en altavoz, el “sombrero” irá diciendo los nombres de los invitados y la casa a la que pertenecen: Gryffindor, Hufflepuff, Ravenclaw o Slythein. Los niños creerán que el sombrero realmente puede hablar.

De ahí pueden pasar a la clase de herbología. Aprenderán a germinar semillas sobre algodones húmedos. Como muestra, dos semanas antes de la fiesta pon unas para que los niños puedan ver cómo crece la plantita. Otra actividad divertida es la de contratar a un mago que en vivo y a todo color haga asombrosos trucos, como crear gases mágicos al mezclar vinagre con bicarbonato. También los niños podrán buscar huevos de dragón escondidos, ver videos de criaturas asombrosas como ornitorrincos, demonios de Tasmania o dragones de Komodo.

• Comida
En la tienda Honeyduke están los dulces más exquisitos. Ahí los niños encontrarán diciendo palabras mágicas los postres más ricos, incluyendo cupcakes de sombrero de mago, hechos con un cono de chocolate y con suspiro amarillo una cicatriz, igual a la que lleva Harry en su frente. Para beber, nada más refrescante que bebidas mágicas: Coloca dos gotas de colorante natural en el fondo de los vasos. Al servir refresco de soda de limón este se transformará ante la mirada de los más incrédulos.

Esta fiesta llena de sorpresas no puede terminar sin las esperadas funditas. Hazlas en forma de escobas, usando papel de colmado, cinta dorada y un palito comestible de harina. Incluye dentro los lentes plásticos que tanto caracterizan a Harry Potter. Mientras todos compartan en armonía y hagan magia sana, el espíritu de Lord Voldemort se mantendrá muy alejado de tan bonita celebración.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecumple