Un divertido Pool Party

Hacer un pool party para niñ@os es súper fácil. Es una manera de entretenerlos sin tener demasiada planificación de actividades. Lo primero es calcular si la mayoría de los invitados sabe nadar. A veces podrías dar por sentado que sí sin asegurarte. Aunque sea una piscina poco profunda es mejor por cuestiones de seguridad. La mejor hora es al medio día, te sugerimos un sábado.

La decoración puede ser tan sencilla o elaborada como lo desees. Puedes colocar una mesa con un mantel y el bizcocho. En alguna columna o pared por globos de colores. Si quieres hacerlo temático puedes hacer algo al estilo hawaiano.

En un luau deben hacer flores. Puedes sugerir en las invitaciones que los niñ@s vayan vestidos así. Compra collares y falditas hawaianas  y colócalos en mesas para que quien desee pueda tomarlos. El bizcocho puede ser con motivo playero.

Haz una carrera del que dure más flotando en el agua o el que nade más rápido de un punto a otro. Para que no estén todo el tiempo en el agua puedes darle a cada niñ@ una chancleta y hacer que busquen el otro par alrededor del lugar, el que lo encuentre primero gana.

Recuerda que estar en una piscina y al sol mucho tiempo deshidrata y las personas suelen sentir mucha hambre. Procura que además que refrescos haya agua constantemente.

De comer algo que puedes hacer es tener picadera, que se pueda tomar fácil con las manos, como croquetas o pastelitos. Una hora más tarde podrías servir pizza, hamburgers o hotdogs.

Como agradecimiento por asistir puedes regalarle a casa invitado una toalla que vaya con el tema del cumple, unos lentes de sol, chancletas o la tradicional “fundita” llena de dulces.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecumple