¿Cómo ser un buen anfitrión?

Esa fecha especial en la que celebras tu cumpleaños, tu boda, tu graduación, el cumpleaños de tu bebé, su bautizo o alguna otra ocasión… un grupo de seres muy queridos por ti, te acompañaran y compartirán juntos tu alegría. Los invitados, son parte esencial de cualquier celebración, deben disfrutar, pasar momentos agradables, llevarse buenos recuerdos de ti y tus atenciones.

Una de las mejores cosas, que tienen las fiestas es esa oportunidad a veces única en años, de compartir con familiares y amigos que lamentablemente no solemos ver muy a menudo. Y esa maravillosa oportunidad, hay que aprovecharla, siendo un grandioso y adorable anfitrión. Tenemos para ti, algunos tips que te harán deslumbrar a tus invitados:

• Escoge un lugar adecuado: Al momento de escoger el lugar donde harás tu fiesta, no es solo que  te guste, sea bonito o este de moda. Piensa en tus invitados y toma en cuenta detalles como: ubicación, horario, espacio, tipo de público al que va dirigido.

Crea un ambiente festivo: Una fiesta sin decoración, es un muy ‘sosa’ o aburrida. Es decir, desde niños nos enseñaron que en los cumpleaños u otro tipos de fiestas, la magia la crea el colorido de los globos, los deliciosos dulces, el bonito bizcocho, los refrescos… en una fiesta para adultos, todo esto puedes sustituirlo siendo creativo. Los globos por detalles divertidos o que identifiquen tu personalidad, los dulces por ‘picaderas’ y los refrescos por tragos.

• Escoge un tema: Una de las cosas más ‘chulas’ de esta época,  es esa ‘licencia para personalizarlo todo’. Ni siquiera las bodas, tienen que ser tan formales o estrictamente atadas a un guión solemne. ¡No! Lo importante, es la diversión y si a esa diversión le pones tu ‘toque’, será una fiesta inigualable. Para escoger la ‘temática’, piensa en eso que adoras y en lo que todos saben que eres experta: un color, un deporte, una tendencia, un personaje¡Uff! Hay muchísimas opciones, escoge la que más te guste, pero, que sea algo en lo que tus invitados tengan participación, ya sea vistiéndose con alguna pieza alusiva al tema o que al llegar se identifiquen o sorprendan con lo que preparaste.

• Prepara ‘recuerditos’: Como mencionamos al inicio, muchos de tus invitados son personas queridas que no ves a menudo, así que prepara un souvenir que puedan llevarse con ellos. No te compliques se trata de algo sencillo: un caramelo o chocolate personalizado, un sticker, una tarjetita, una foto tuya, un llaverito… lo que quieras, y que sea alusivo a la temática.

Comparte: En las fiestas, suele suceder que muchos de los invitados no se conocen o van sin parejas. No permitas, que nadie, absolutamente nadie se sienta aburrido: visita las mesas, pregúntales como se sienten, procura dedicarle el mismo tiempo a todos, es feo abandonar un grupo y solo concentrarte en uno en especifico, todos deben tener y sentir la misma importancia.

Tomate fotos: Las redes sociales, han venido para cambiar nuestro estilo de vida y vaya que lo han logrado. Así, que todos queremos compartir en Facebook, Twitter, Instagram, Google+… nuestros ‘encuentros sociales’. Por eso, y porque debes guardar la mayor cantidad de recuerdos posibles de tu fiesta, haz lo posible por tomarte al menos una foto con cada uno de tus invitados y al subirlas escribe un mensajito de agradecimiento por haberte acompañado.

Canaliza energías: ‘Todo en la vida se extrema’, mucho más en fechas importantes. Y ese día, habrá algo que no saldrá como esperabas o que te hará sentir un poquito mal quizá. Además tus sentimientos están a flor de piel, y tu sensibilidad mucho más. Pero, pero, pero y otro pero, nadie tiene porque enterarse (al menos no ese día)… de que las cosas no fueron tan perfectas como las esperabas.

En conclusión: ¡Diviértete! ¡Comparte! ¡Y disfruta súper al máximo la presencia de cada uno de tus invitados!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecumple