Que es un cumpleaños de traje y por qué es tan bueno

La solidaridad es una palabra muy abarcadora que comprende muchas dimensiones y a veces parece no tener fin. En nuestro país no solo somos solidarios también hemos tomado el significado de tan generosa palabra y le hemos dado nuevos formatos en diferentes momentos y situaciones. Uno de esos significados de la solidaridad a lo dominicano es el “Cumpleaños de Traje” No es más que una “juntadera” donde todos ponen, quizás lo más cercano al comunismo o al aporte casi igualitario de las riquezas.

El cumpleaños de traje nada tiene que ver con ir vestido de saco y corbata a alguna fiesta (Aún mucha gente lo cree así) al contrario es una colaboración informal muchas veces balanceada otras no que pretende hacer la vida más ligera a quien cumple o a quien se le hará la celebración.

Todo comienza con un cumple, el de Ana, ella quizás no tiene mucho para invertir y al mismo tiempo desea compartir con sus amigos, pues su mejor amiga, Carol le dice –¡Vamos a hacer uno de traje!, ella responde –Pero no tengo vestido, el ultimo fue el 31 y ya no me queda- -¡No tontis un cumple de traje!-  De inmediato llaman a todas sus amigas y a “Los muchachos” . Será una noche de traje, de compartidera y de bonche, ya cada una sabe lo que deberá traer, Ana como es la cumpleañera pone la casa, las chicas pondrán los ingredientes o los platos ya hechos para la comida. Muchas ideas, una parrillada, tacada, o noche de pastas. A las chicas siempre le toca lo difícil o lo más complicado, esto tiene excepciones cuando en el grupo hay hombres que verdaderamente cocinen bien, de lo contrario ellas se quedan con el control de los alimentos. A ellos se les asigna lo más simple: paquetes de vasos, servilletas, refrescos y picaderas, lo de la bebida es algo que se deja explicito, todos llevan, es en lo único donde casi todos están de acuerdo.

Lo mejor de los cumple de “Traje” es que promueve la colaboración y el compartir, es una tradición que nos ahorra bastante y nos da mejor tiempo de calidad al intercambiar con los amigos emociones y momentos. En este tiempo de bolsillos pequeños, cheques chiquitos o sueldos agachados, nada mejor como una buena juntadera de traje. 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecumple