Tú cumple después de los 30

Por Carla Collado

¨La edad es sólo un número, algo para poner en los registros¨… dijera alguna vez el estadounidense Bernard M. Baruch. Sin embargo, siendo honestos, para muchos la edad significa mucho más que un número. Y es cuando vamos alejándonos de los 20 y estamos cerquita de los 30, que probablemente nos decimos: ¡Ups!  ¿Y ahora?

Para las mujeres, comienza la lucha social, mental, emocional y hasta familiar de responder a preguntas como: ¿Cuándo te casas? ¿Cuándo tendrás hijos?… y para los hombres quizá la creencia ligera de que aún les falta mucho para comprometerse o  todo lo contrario, que es ya el momento de ¨sentar cabeza¨. Es así, como recibimos hasta con miedo la llegada de los temibles ¨ta¨. No pensando, en que más que una edad… es la dicha de llegar a la edad madura, en la que has superado por completo las crisis propias de la adolescencia y las confusiones de los 20. Entonces, ¿Por qué temer? ¡Vamos! Celebremos no solo los 30, los 40, los 50…. y todos los años que nos faltan por venir.

Tal vez, lo que cambiara es la forma de celebración. Si solías hacer grandes parrandas, incluyendo amanecidas y varias fiestas durante tu mes aniversario… ahora por el nivel de ocupaciones y responsabilidades, debes hacer algo más sencillo sin mayores complicaciones: un encuentro en tu casa, una reunión en un restaurante, bar o café en boga, una fiesta temática, una fiesta familiar. Una actividad, concentrada en fortalecer los lazos con aquellos quienes representan un importante espacio en tu vida.

Para decoración, utiliza pesitas con globos de helio, detalles para tus invitados, artículos de ¨Hora Loca¨: gafas gigantes, antifaces, sombreros… Para el menú, unas mimosas, tragos, cócteles, pasa bocas, chocolates en alguna forma específica. Y para el delicioso pastel, cup cakes, bizcocho en ¨fondant¨ con una forma divertida o uno muy sofisticado y fashion decorado con ¨buttercream o frosting¨.

No te estamos diciendo, que tires la casa por la ventana… te estamos pidiendo que sin importar, la cantidad de años que tengas, los recibe con alegría y agradecimiento a la vida por permitirte la bendición de cumplirlos. Después de todo, como bien dicen por ahí: ¨la juventud, está en el espíritu¨. ¡Felices treinta! 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecumple