Cumpleaños seguro y libre de accidentes

Al organizar una fiesta de cumple, nos ocupamos de tenerlo todo listo para el gran día: la decoración, la comida, la piñata, el bizcocho… pero para que el cumpleaños de tu pequeñ@ marche a las mil maravillas debes tomar en cuenta algunas recomendaciones para garantizar la seguridad del evento y que este sea libre de accidentes.

Las palabras claves serán: Supervisión y Prevención; l@s niñ@s son muy activos y nunca se están tranquil@s, mucho menos en una fiesta de cumpleaños, es mucha responsabilidad para un solo adulto encargarse de todo, así que pide ayuda a otros adultos presentes para ayudarte con el control de los niñ@s y así mantenerlos tod@s siempre a la vista.

Si la fiesta es en un parque o un club, revisa primero todo el perímetro. Asegúrate que no haya objetos punzantes cerca, elimina todas las ramas y piedras que representen algún peligro, si puedes, tapa con arena cualquier hoyo en el suelo para evitar torceduras de tobillos mientras los niñ@s corren.

Si el cumple es en una piscina, debes tener aún mayor cuidado. Aunque la piscina no sea muy profunda y los niños digan que saben nadar, no confíes. No se pueden dejar desatendidos bajo ninguna circunstancia. Los salvavidas son imprescindibles.

Mantén vigiladas las puertas de entrada a la fiesta, además de evitar que se cuele alguna persona no invitada, evitará que algún niño se salga por descuido.

Con relación a la comida, si es posible consulta con los padres si algún invitado sufre de alergias. A la hora de servirla, mantén a l@s niñ@s alejados de algún electrodoméstico, horno o plato caliente. Es recomendable también servir los alimentos en platos desechables y con cubiertos plásticos, para así evitar que alguno se rompa y algún invitado corra el riesgo de cortarse. L@s niñ@s deben sentarse tranquilit@s a comer, no querrás que ninguno se ahogue con la comida y claro está, habiendo lavado sus manos previamente.

Mucha atención con los juegos ya que muchos poseen partes pequeñas que l@s niñ@s pueden llevarse a la boca. Una vez abiertos los regalos deben eliminarse inmediatamente todos los papeles y fundas plásticas para que ningún pequeño corra riesgo de asfixia. Igualmente deben desecharse los restos de globos explotados o desinflados. De acuerdo a la Comisión Americana para el Consumo de Productos Seguros (USCPSC por sus siglas en ingles), los globos son la causa número uno de asfixia infantil, mucho más que cualquier otro juguete.

En caso de cualquier imprevisto, un botiquín a mano nunca está de más, así como los teléfonos de los padres de tus invitados.

El sentido común será tu mejor aliado y ya verás que con ayuda y precaución la fiesta de cumple de tu pequeñ@ será un éxito asegurado.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecumple