¿De dónde viene celebrar con Piñata?

La ceremonia de romper la piñata recorre El mundo desde hace milenios. Originaria de China, Marco Polo la difundió en Europa. Romper la piñata, una suerte de globo o flor, de construcción artesanal realizada en papel, o eventualmente en barro, es una ‘’costumbre’’ que recorre el mundo desde hace milenios. Hoy es una ceremonia disfrutada sobre todo por los niños, ya que la piñata esconde en su vientre golosinas y juguetes. Al romperse, genera una lluvia deliciosa.

Como es sabido, el juego consiste en que una persona –con los ojos vendados– rompa la piñata. Se dice que el conquistador Marco Polo fue quien llevó esta novedad en el siglo XII a Italia. De allí pasó a España, luego los curas franciscanos trajeron la piñata a América. Fue Marco Polo quien dio nombre al objeto y al juego: “pignatta” es una palabra italiana que significa “Olla en forma de piña”. De allí, claro, viene la palabra en español.

Este juego pagano adquirió cierto contenido religioso, para justificar tamaña diversión. De allí viene la simbología que explica que el golpe para romper la piñata representa, en realidad, la fortaleza de dios y la consecución del objetivo. La rotura de la piñata, es decir, develar su contenido, significa vencer al pecado. Por eso, las piñatas tradicionales tienen forma de estrella o planeta, una esfera con siete conos sobresalientes, cada uno con una banderola en su extremo. Estos conos representaban los siete pecados capitales: avaricia, gula, pereza, odio, envidia, vanidad y lujuria. El contenido de la piñata simbolizaba las tentaciones relacionadas con la riqueza. Romper la piñata es vencer al pecado, la recompensa es siempre divertida: una lluvia de dulces o frutas.

En México, es toda una tradición cultural, donde es tradicional romper la piñata en la fiesta de Las Posadas, que se celebra en los días previos a Navidad. Esa fiesta mexicana comienza con la quema del “diablo” y termina con la gran piñata, donde participa todo el pueblo. En España es un rito de carnaval y termina con un baile, o una verbena llamada “de la Piñata”, porque se rompe uno de estos festivos cascarones, repleto de papelitos de colores y regalos. En República Dominicana ha estado presente, aunque por tiempos duro si celebrarse tanto, últimamente su uso ha tomado un nuevo auge, empresas como CONVITE preparan todo tipo de piñatas hechas por laboriosas manos barahoneras.

Si bien en Occidente la ceremonia termina con la distribución de los regalos, en Oriente, tiene mucha importancia la ceremonia posterior. Una vez destruida la piñata, se recogen todos los pedazos, se los quema y la gente procura llevarse algunas de sus cenizas como recuerdo. Así, las casas también estarán protegidas.

Artículo original: La Piñata
Fuente: http://www.clarin.com

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecumple