Elaborando el presupuesto de la fiesta

Sé sincera, ¿Haz sentido estrés alguna vez ante el reto organizarle la fiesta de cumpleaños a tu hijo? ¿Cuántas veces te has cuestionado si la situación está (o no) para celebrar cumpleaños? ¿Cuántas veces habrás pensado “con un bizcochito resolvemos”? De seguro estos pensamientos te han invadido en más de una ocasión, pero al ver la ilusión que le hace a tu peque que le celebren su cumple, su entusiasmo y hasta participación, aportando ideas y sugerencias; hacen que inmediatamente cambies de opinión y asumas el proyecto con entereza.

Lo único importante a la hora de celebrar el día más importante en el cual conmemoras el nacimiento de tu hijo es: (Fanfarria) ¡Control absoluto sobre el presupuesto! Ya verás que si te administras y realmente reconoces hasta dónde te llega la sábana, entonces todo lo demás va a fluir de manera muy natural. Debes saber distinguir lo que es exceso y lo que es vital para que tu fiesta sea exitosa.

Hay cumples para todos los bolsillos. El presupuesto tiene mucho que ver con el número de invitados, con el tipo de picaderas que se va a servir y la decoración del espacio. Dar una cifra es complicado, es que hablar de dinero no es un tema confortable para nadie, pero siguiendo estos consejos podrás planificarte sin luego tener que llevarte las manos a la cabeza y decir: ¡Vaya lío en el que me metí!

• Responde con honestidad a la pregunta de cuánto dispones para gastar. No te sientas presionada si no dispones de mucho. Lo importante es que la fiesta se haga con amor y que tu hijo se sienta querido y como el verdadero protagonista del evento.

• Nunca compares lo que tendrá tu fiesta con la fiesta del vecinito, del primito o del compañerito de la escuela. Cada quien aporta lo que puede y como puede. No debes desanimarte y mucho menos transmitirle esa decepción al niño si no puedes darle el fiestón del año a nivel de colorido, decoración y banquete, porque a nivel de calidad y alegría no necesitas esos recursos materiales.

• No dejes la planificación para último minuto, mientras más temprano inicies los preparativos, más tiempo tendrás de visitar diversos suplidores o buscar alternativas diferentes ante la misma inquietud. En nuestro blog tenemos un cronograma que explica paso a paso cómo debes dividir el tiempo desde cuatro semanas antes de la festividad, visítalo en 'Plan de cumple para las madres más ocupadas'

• No te conformes con lo primero que veas, no te precipites ni compres sin antes comparar precios. El pedir cotizaciones no significa que tienes compromiso de compra con la empresa pero sí te puede ir ayudando a sacar cálculos.

• Cubre primero todas las necesidades básicas de la fiesta: bizcocho, funditas, picadera, asientos, entretenimiento, invitaciones y fotos; lo demás es accesorio y si queda un dinerito extra entonces puedes dar un plus al party. Máquinas de algodón, inflables, humo, burbujas, camareros, decoración ostentosa y equipo de animación con disfraces de los personajes de la fiesta, todo eso y más es posible, pero no es lo que hará de tu fiesta la más divertida para tu hijo y sus amiguitos.

• Es normal que los tíos y los abuelos quieran involucrarse en el proceso. Cualquier ayuda que ellos puedan aportar te servirá de mucho. Acéptala con agrado e intégralos en la organización, pero hazles saber que tú eres la que llevas el control del presupuesto.

Cuida tu bolsillo sin privar a tu hijo de la experiencia de compartir su gran día con sus seres queridos. Si aún con estos consejos sientes que tu presupuesto está muy apretado, entonces hazle una sesión de fotos muy bonita y en el seno familiar compartan un bizcocho en intimidad.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecumple