Origen de distintos rituales de Cumpleaños

Al cumplir años se hacen algunos rituales y hay costumbres que no se quedan. ¿Te has preguntado por qué en un cumpleaños hay un bizcocho y velitas?, ¿De dónde salieron los globos? y ¿Por qué se pide un deseo al soplar?

En Egipto los cumpleaños eran celebrados sólo a los varones de clase alta y a la realeza. De hecho, los primeros registrados en la historia son los de los faraones, alrededor de 3 mil años antes de Cristo. Se ponían a veces presos en libertad para que trabajaran en las fiestas, pues los sirvientes del palacio no eran suficientes. Cleopatra organizó una fiesta enorme para su amante Marco Antonio. En ella hasta se les dieron obsequios en forma de recordatorios a los invitados.

Poner las velitas y el bizcocho viene aparentemente de la antigua Grecia. Allí se hacían ofrendar de dulces redondos para la diosa de la Luna, Artemisa. Era redondo porque representaban así un ciclo lunar completo. Las velitas eran simplemente para soplar y que el humo subiera hasta la divinidad. Justo ahí se pedía un deseo.

Otra versión dice que colocar las velas en círculo se hacía para proteger de malos espíritus por un año.

Felicitar, dar regalos y hacer una fiesta tiene como propósito inicial proteger de los demonios al cumpleañero. La iglesia católica consideraba la celebración del cumpleaños un acto pagano por esto pero, en el siglo cuatro lo aceptó.

Los globos tienen un origen muy curioso: en la época del Renacimiento los bufones y trovadores de Europa inflaban el estómago, vejigas e intestinos de animales que habían sido matados recientemente y se dedicaban a entretener con ellos. 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecumple