Los regalos más famosos de las celebridades
Party al estilo One Direction
Cumpleaños feliz con Angry Birds
Famosos cumpleaños de las celebridades
Un frío cumpleaños al estilo Frozen

Celebrando la primera comunión

Junto al bautizo, la fiesta de Primera Comunión conforman las celebraciones religiosas más importantes en la vida de todo niño católico. Este evento solía limitarse a la asistencia a misa y repartición de estampitas entre amigos y familiares, pero con el pasar del tiempo se ha transformado en todo un acontecimiento social que a nivel de preparación, requiere los mismos pasos y componentes que un cumpleaños.
 

 
Vestimenta: Dependiendo de la parroquia donde se realice la ceremonia, serán más o menos exigentes con el vestuario de los niños. Algunas dan total libertad para elegir los modelos, siempre en color blanco, otras para evitar competencia entre los participantes, les piden vestir traje de monja a las niñas y una sotana para los niños.

Comida: Por lo general, la ceremonia de Primera Comunión se realiza en las mañanas, esto quiere decir que un brunch o un almuerzo son las opciones ideales para compartir este especial momento con amigos y familiares. Si se opta por el brunch (picadera que se ofrece luego del desayuno pero antes del almuerzo), al tratarse de una fiesta infantil, es mejor servir bocadillos sencillos que los invitados puedan manipular fácilmente. Panes, frutas, mermelada, jugos naturales, yogurt, quesos, huevos, salchichas, empanaditas dulces y saladas no deben faltar en la mesa. Para el almuerzo ya se podrían preparar platos más elaborados como pastelones, diversos tipos de arroces, un BBQ (barbacoa) o simplemente la comida favorita del homenajeado.

Decoración: Aunque el blanco es el color que caracteriza la fiesta de Primera Comunión, la decoración del evento no tiene que ser insípida. Combinando detalles que resalten todo quedará más bonito. Por ejemplo, como centros de mesas puedes utilizar réplicas de cálices dorados rellenos de marshmallows de colores o arreglos de globos de helio dorados y plateados amarrados con un lazo morado intenso. Además de los globos, se pueden usar flores naturales como complemento. Si el lugar de la recepción lo permite, otra opción sería integrar las velas con aroma, el de vainilla va perfecto para la ocasión.

Bizcocho: Por lo general se hacen representando elementos alegóricos al sacramento celebrado: Una biblia abierta es el más común. También puedes elegir un racimo de uvas sobre una torta blanca, un cáliz,  una cruz o espigas de trigo son de los topes más solicitados.

Souvenirs:  Los padres suelen encargar estampitas o recordatorios, donde figura la fecha de la Primera Comunión, el nombre del niñ@ y una foto o un dibujo religioso referente al tema. Se reparte una para cada invitado. También se acostumbra entregar algún otro tipo de detalle como una figura de porcelana o las almendras confitadas que son todo un clásico.

Extras: Debemos acondicionar un espacio donde se colocarán los regalos, ya que se estipula que los invitados lleven algunos. No podemos olvidar las fotos y el video de la celebración, también al igual que en los cumpleaños, la compilación musical que se escuchará en la misma es otro elemento a tomar en cuenta.                      

No debemos exagerar con los preparativos de esta fiesta, no se puede olvidar que la idea es que el niño disfrute de su fiel unión con Cristo, en especial ahora en este mes de mayo que es cuando más primeras eucaristías se celebran.

Google+