Recetas para un brunch en casa

La tradición empezó en Inglaterra, y desde ahí el tema del “brunch” se ha expandido por todo el mundo. Se trata de una mezcla de Breakfast y Lunch. Se toma usualmente los domingos, entre las 10:30 y 11 de la mañana (entre el desayuno y el almuerzo), pero los sábados también se prestan para llevarlos a cabo.

El brunch es una divertida opción para celebrar ocasiones especiales con amigos cercanos. Puedes optar por ir a algún restaurant en donde lo sirvan, o quedarte en casa y cocinar para tus invitados. 

Si optas por la segunda, a continuación tienes un par de recetas, que además de ser súper fáciles, son perfectas para la ocasión.

Revoltillo de papas ralladas fritas con queso

Ingredientes

6 tajadas de tocineta (Bacon) cortadas en pedazos de 1 pulgada

1/2 taza de cebolla picada

1 paquete (16 onzas) de papas ralladas

1/2 taza de pimiento (pimentón) verde picado

1/2 taza de Sharp Cheddar Cheese

Preparación

Cocina el tocino y la cebolla, revolviéndolos de vez en cuando, en un sartén antiadherente grande a temperatura media-alta hasta que el tocino quede crujiente.

Agrega las papas y el pimiento verde. Reduce el fuego a medio; cocínalos por 10 minutos, revolviéndolos de vez en cuando.

Pon el queso por encima; cocínalos durante 30 segundos o hasta que se derrita el queso.

Horneado sencillo de huevos

Ingredientes

4 huevos

2 tazas de leche

1 cucharadita de mostaza Dijon

3 tazas de pan francés cortado en cubos

1 paquete (8 onzas) de queso cheddar suave desmenuzado

1 taza de hongos (champiñones) picados

1 taza de pimientos (pimentones) rojos picados

1/2 taza de pimientos (pimentones) verdes picados

4 rebanadas de tocineta (Bacon), cocido y desmenuzado

1/4 taza de jamón cualquier variedad, picado

Preparación

Bate bien los huevos, la leche y la mostaza en un tazón grande con un batidor de varillas. Agrega los demás ingredientes; revuélvelos suavemente para incorporarlos bien.

Vierte la mezcla en un molde para hornear de 12 x 8 pulgadas ligeramente engrasado; cúbrelo. Refrigéralo por varias horas o durante toda la noche.

¡Brunch Provecho! 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecumple